Que la población China sea la más evolucionada del mundo y esté siempre a la cabeza de prácticamente todo, no es nada nuevo. Internet se ha implantado de lleno en la sociedad china. Sus consumidores, que cuentan ya con más de 700 dispositivos móviles, son los que más realizan compras online en el mundo. Produciéndose un notable crecimiento del ecommerce chino, a través de la telefonía móvil.

Si ya generaba cierta desconfianza comprar algo por Internet a través de nuestros ordenadores, hacerlo por nuestro teléfono móvil parecía hasta hace poco, cosa de locos. Pues los chinos no solo lo hacen sino que aseguran, que es un medio más cómodo y práctico para hacer sus compras online. Los datos nos han dejado los pelos de punta y es que no es para menos. Con más de 300 millones de compradores online, el estudio de PricewaterhouseCoopers (PwC) revela que: más del 14% de estos usuarios compran online a diario. Mientras que cerca del 60% compran una vez a la semana. Para que te hagas una idea, las cifras promedias mundiales están en torno al 5% y 21%, respectivamente. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

La encuesta, que abarca un universo total de 15 mil consumidores en línea en Brasil, Canadá, la parte continental de China, Hong Kong, Francia, India y Oriente Medio, entre otras 15 regiones, revela que los chinos usan los celulares inteligentes en una dimensión más amplia que los consumidores de otros países, y que aceptan con menos reservas el pago móvil. Tienen una mayor confianza en este medio y no muestran recelo alguno a la hora de introducir sus datos bancarios. Consideran al teléfono móvil como un elemento indispensable de sus vidas, de sus emociones y ahora, de sus compras.

Durante el año 2013, el volumen de compras vía móviles en China ascendió a 214.000 millones de dólares y esta cifra podrá cuadruplicarse en 2015, de acuerdo con PwC.

Un informe hecho por Nielsen, titulado “Nuevas formas de pago globales del futuro” ha mostrado que los consumidores chinos prefieren las tarjetas de crédito, las compras a través de sus móviles y tabletas, las e-wallets o cuentas de pago online y el comercio online más que cualquier otro país del mundo.De acuerdo con los resultados, el 77% de los consumidores chinos prefiere pagar con tarjeta de crédito en su día a día frente al 22% que prefiere el uso de dinero en metálico. Tras conocer estos datos las empresas que tienen previsto instalarse en China deben prever en sus estrategia la apuesta por el canal online porque sin lugar a duda el consumidor chino está ahí.

A nosotros, solo nos cabe esperar y desear que estos datos sean algún día, datos de los consumidores de comercio electrónico españoles y europeos.